Ahora que muchos planes quedaron congelados, ¿qué hacemos para reactivarlos(nos)?

Escrito por: Flor Vega, Analista de Comunicaciones en NOMADS.

«It’s important to realize that brand is much more than a logo and slogan. A brand is who your company is: how you function and make decisions.» (Es importante entender que una marca es mucho que un logo y un eslogan. Una marca es quién es tu compañía: cómo funciona y toma decisiones)

 -Joanna McFarland, Co-founder of HopSkipDrive

El brote del COVID-19 puso nuestros mundos de cabeza, en eso coincidimos toda la población alrededor de la Tierra. Situándonos en Sudamérica, hemos visto cómo empresas consolidadas en el mercado se vieron en la necesidad de reducir los sueldos a su personal y, posteriormente, recortar los recursos humanos con los que contaban. Empleados se vieron casi igual de afectados que empleadores de pequeñas y medianas empresas, pero, ¿qué pasó con los que tenían en mente una idea de emprendimiento?

Ideas en orden de prioridad, tiempo de ejecución y categoría.

Aunque el escenario era desolador al inicio, muchas personas han recogido bien la adversidad y la convirtieron en propulsor para continuar con su idea de negocio. Si bien las empresas con mayor experiencia cambiaron el rumbo de su core organizacional, como el conocido caso de la Pastelería San Antonio (que incluyó entre sus servicios los de panadería, pastelería y minimarket) y el Restaurant Cebichería La Mar (como pescadería y minimarket), nuevas empresas se han gestado en esta etapa. ¿Cómo ser parte de esta corriente de emprendedores resilientes?

Acepta a priori que vas a «fracasar» desde el inicio

Ojo: No es tener una actitud pesimista, es reconocer que las probabilidades de que no te agraden los resultados del primer mes son bastante altas. Nadie tiene la fórmula exacta, ni las palabras mágicas para conseguir el éxito que todos quisiéramos tener desde los primeros 30 días calendario. Ni siquiera las grandes mentes, ni las marcas mejor posicionadas lo lograron tan rápido. Éste es un trabajo constante, que te entregará indicadores de tu proceso y con esos datos, a prueba y error, se perfilarán las estrategias para las mejores decisiones.

Arma tu equipo con gente apta y de confianza

Así como en el amor, que no buscamos precisamente a alguien «igual» que nosotros, funciona en los proyectos y negocios. Nuestros mejores partners son aquellos que tienen aptitudes que nos complementan, que no se sobrepongan y que en su independencia de funciones, armen el mejor equipo contigo. Claro, hablamos de confianza, pero no la un amigo cercano necesariamente, sino de la que depositas en alguien que te demuestra ser honest@ desde el principio y que, a pesar de las discrepancias que puedan coexistir en el trayecto, sabes que te darán ese impulso que te jale siempre hacia adelante y y esa estrella que te oriente cuando te quedes, por momentos, sin un norte.

Enamórate de tu idea y ejecútala hasta el final

Porque lo más fácil es decir «quiero esto», juntar a tu gente y luego desistir por factores como: falta de tiempo (falta de interés), incertidumbre del mercado (falta de determinación), o inexperiencia (falta de pasión). Entonces, la sugerencia es:

  • Plantea tiempos en tu día a día. Fija tiempos entre tus deberes diarios en la casa, algún otro trabajo que tengas, relaciones personales y dedica un espacio importante para armar tu plan de trabajo.
  • Elabora un cronograma para tu empresa. Plantea citas con tu equipo, deleguen responsabilidades, socialicen sus avances, y discutan oportunidades de mejora.
  • Cumple con los requisitos. Averigua qué se requiere, qué hace falta para dar la talla. En esta coyuntura, es mejor tratar de no perder de vista el calendario ni el reloj.
Prohibido parar. Aplica para todo.

Asesórate con profesionales y sigue aprendiendo

Hasta el mejor equipo con miembros muy capaces necesita de un análisis externo, de gente de apoyo que les brinde las herramientas para conseguir mayores objetivos. Evalúa las propuestas y atrévete a escuchar qué puedes mejorar, qué cambiar, cómo orientar tus estrategias y más.

Y sigue capacitándote. En tu rubro o en uno nuevo, en un complemento para tu profesión, o algo que nunca imaginaste pero sabes que es lo más adecuado. El mercado es un monstruo que nadie quiere dar la cara de lleno, pero si te mantienes actualizado, verás que pueden llegar a volverse amigos.

Etiquetas: , , , , , , , , ,